Y ahora ¿qué?

IMG-20160621-WA0010Pues ahora a descansar y a disfrutar de las vacaciones, lo importante es tener tiempo para compartir con la familia, los amigos, viajar o hacer lo que a cada uno más le guste 😉

Se acabó el curso, primer año de infantil finalizado,  balance creo que positivo, ¿puede ser? je,je. Algunas familias me han preguntado, ¿qué podemos hacer con ell@s en vacaciones?, ¿le compramos algún libro de actividades? Os contaré cómo lo veo yo. Realmente el objetivo que nos planteamos desde la escuela es romper esa frontera que existe entre la escuela y la familia. Es decir no debería de existir eso de “en la escuela hacemos esto y en casa con la familia hacemos lo otro”. En mi modesta opinión deberíamos de ir todos a una. Ya sé que en la escuela la actividad está mucho más estructurada, pero créanme que no es debido a nuestro espíritu estructurizante sino que una causa de fuerza mayor (ratio 25/1) nos lo “justifica”. Os dejo a continuación algunas recomendaciones que podéis realizar no sólo en vacaciones sino en cualquier época del año 😉 (Seguro que ustedes podéis ampliarlas mucho más porque no están todas las que son, pero sí son todas las que están jeje).

  • Fomentar su autonomía en todos los ámbitos de la vida: dejar que se vista y desvista sol@; que recoja sus juguetes y que colabore en pequeñas tareas domésticas tales como poner y recoger la mesa, ayudar a llevar los mandados, ayudar a organizar cajones, muebles, colaborar en pequeñas recetas de cocina, etc.; responsabilizarl@ (en la medida de sus posibilidades) de sus propias acciones y clarificar sus “pequeñas” obligaciones (lavarse los dientes, asearse, ponerse sol@ los zapatos, cuidar su ropa…); establecer claramente los límites y normas; fomentar su pensamiento crítico y ayudarle a razonar, a pensar, a relajarse, a descansar…; ayudarle a reflexionar y enseñarle a flexibilizar sus decisiones u opiniones teniendo en cuenta la de los otr@s; ayudarles a tomar sus propias decisiones e iniciativas de acuerdo con sus posibilidades; ayudarles a desarrollar su empatía (ponerse en el lugar del otro); fomentar sus habilidades sociales, ampliar y/o profundizar en las mismas (preocupándose por el otr@); ayudarles a desarrollar su resilencia (sobreponerse a los imprevistos, adversidades); ayudarles a asumir y superar sus pequeñas frustraciones;  ofrecerles un entorno lleno de cariño capaz de propiciarle seguridad en sí mismo y desarrollar su amor propio: sentirse querido le ayuda a quererse a sí mismo, esto le aporta seguridad y por lo tanto se siente capaz de hacer… investigar, sentir interés, buscar respuestas…; fomentar el respeto por los demás: iguales y adultos, colectividad, animales y plantas así como objetos inanimados que nos rodean (naturales o no); fomentar el respeto por el “Ambiente” por la naturaleza dando ejemplo en el cuidado de nuestro planeta (reciclando, reutilizando, recuperando,  no malgastando (agua, electricidad…); animarl@s para que sean personas curiosas y  audaces, que sus pequeños errores les ayuden a construir sus conocimientos, que se arriesguen con sus hipótesis…
  • Fomentar su interés por todo lo que nos rodea (cercano o lejano) propiciando actividades placenteras,  mejor en entornos naturales, siendo el adulto modelo investigador y generando situaciones donde se provoque la búsqueda del por qué de las cosas. Colaborar y cooperar en la  búsqueda de respuestas objetivas y científicas, no infantilizar aquello que le interese o que queramos descubrir juntos, ofrecer la verdad de las cosas en la medida de lo posible (fenómenos atmosféricos, fenómenos físicos, naturaleza humana, naturaleza en general, microuniverso, macrouniverso…)
  • Jugar con él/ella y/o fomentar el juego: juego al aire libre, coeducativos, cooperativos, de imitación, teatro, divertidos, no agresivos, que fomenten la aventura, pequeños retos (buscar tesoros, juegos tradicionales, seguir la pista, gyncanas…) Fomentar juegos de mesa dados, parchís, oca, cartas, ajedrez, dominó… son buenísimos para las matemáticas sin mediar esfuerzo alguno, fomentar actividades plásticas: pintura, dibujo, collage, modelado…
  • Con respecto al lenguaje, propiciar momentos de diálogo para desarrollar el lenguaje oral y sus habilidades lingüísticas teniendo en cuenta: el cuándo: siempre que sea oportuno pero que no esté ni cansad@ ni distraíd@ con una actividad absorbente (los momentos de las comidas son muy buenos para el diálogo y para las matemáticas prácticas: clasificaciones, conteo, cantidades, magnitudes, medida, tiempo, espacio…  eso sí sin una pantalla de por medio: no TV, no tablet, no ordenador, no móvil… esto todo en su justa medida; cómo: ofreciéndole realmente un tema interesante para dialogar: cualquier cosa que le guste a él o al adulto conversador y que pueda fomentar su curiosidad. Pueden ser temas cercanos o no, libros leídos, películas, sobre amigos, comidas, juegos, aspectos de la naturaleza, animales, personajes, fotos, ilustraciones, anécdotas, hechos…; ofreciéndole buenos modelos para el diálogo: adulto buen conversador respetar turnos de palabra, saber escuchar, utilizar lenguaje no infantilizado, no sexista, hablar correctamente y con propiedad aunque utilicemos un lenguaje coloquial, vocalizando, pronunciando y entonando adecuadamente, cuidando el tono de voz (no gritar), no fijando ecolalias, chascarrillos, coletillas o lenguaje pobre, haciendo las pausas adecuadas, asegurándonos que nuestro mensaje llega perfectamente a nuestro interlocutor…);  dónde (en cualquier lugar donde estemos a gusto, relajados, viajando,  haciendo tiempo, pasando un rato… ). Jugar a las adivinanzas,  a los trabalenguas, a cantar canciones, a memorizar pequeñas poesías, leer textos juntos de uso social (etiquetas, carteles, libros, planos, prospectos álbumes ilustrados, libros,..)

Con respecto a si es recomendable o no comprar un libro de actividades para estas vacaciones, yo particularmente no lo recomiendo y menos a estas edades. Pero ahora bien, si alguna familia cree oportuno comprarlo y seguirlo, todo lo que ustedes hagáis con ell@s en casa será siempre bienvenido,  pero aseguraos eso sí, que sea un disfrute y no conlleve tedio ni aburrimiento para el niñ@… (y mucho menos para el adulto jeje)

Os voy a dejar unas recomendaciones muy útiles para la animación a la lectura y la escritura. Las editaron hace unos años en el Centro de Profesorado de Alcalá de Guadaíra, además de ser  muy completas y fáciles de poner en práctica, son una joya!

Además de todo lo anterior aquí os dejo un enlace muy actual de la colección “Familias Lectoras” de la Junta de Andalucía,  os recomiendo leer sobre todo los cuadernillos uno y dos.

Os dejo también unas recomendaciones que nos han hecho llegar el EOE (Equipo de Orientación Educativa) que siempre viene bien tenerlas a mano.

Si todo lo dicho hasta ahora os parece insuficiente y queréis hacer algo más creativo y significativo para el niñ@, y que pueda convertirse además en un bonito recuerdo,  os propongo que probéis a confeccionar en estos casi tres meses de vacaciones un diario de verano. Tranquilos que no será un diario aburrido en donde el/la chic@ debe de escribir tooodos los días tooodo lo que hace, sino que se convertirá más bien en un cuaderno de campo. Os lo explico.

Compráis o fabricáis (con papel reciclado y grapas, o cintas a modo de encuadernadores)  un solo cuaderno tamaño cuartilla con las hojas en blanco (sin cuadrícula, ni rayas),  mejor con las tapas duras para que lo podáis llevar a todos lados y no sufra demasiado 😉 . Como primera actividad (y con la participación del niñ@), adornadlo, ponedle un título, forradlo, fabricadle una cajita o una fundita para guardarlo y convertidlo en un tesoro preciado para él/ella, (en la medida que ustedes os intereséis por el diario, él/ella se interesará también), Podéis redactarle una pequeña introducción si gustáis también. Acompañadlo siempre de un/unos lápices o bolígrafos, rotuladores, acuarelas…  ¿Cómo trabajarlo? Aprovechad cualquier momento significativo para el/la chic@ y dedicadle una “entrada” (noticia) a modo de noticiero. Por ejemplo… que es el cumpleaños del abuel@: escribid vosotr@s y delante de él/ella la fecha y un título consesuado con él/ella y que resuma muy bien ese día o momento tan importante. Invitad al abuel@ a que le dedique algunas palabras escritas, que le haga un dibujo, que le escriba un chiste, un truco de magia, una adivinanza, una dedicatoria especial, que le firme… también cualquier otro familiar o amig@ puede hacerlo. Al día siguiente por ejemplo podéis escribir, y  siempre delante de él/ella y llegando a un acuerdo con él/ella, qué os pareció la fiesta (esto será muy breve un par de frases, tres son suficientes). Pasan un par de días por ejemplo y otra entrada puede ser una visita rutinaria al médic@ de “bebé sano”(…se me ocurre): invitad al médico, a los enfermeros a que le dediquen algunas palabras escritas, y si es él/ella quien se lo pide mejor que mejor; También le pueden firmar, escribir distintas personas de su entorno: que le firme el panader@ del pueblo donde ha ido unos días, el/la señor/a que ha conocido en la piscina y que además es la mamá/papá de algún amiguit@ nuev@, el/la profe de natación, l@s vecin@s, un recepcionista de un hotel, prim@s, herman@s, amig@s… Cualquier ocasión/persona es aprovechable. Y no sólo escribir, sino también dibujar, hacer croquis, hacer marcas, huellas, esquemas, recetas, diseñar rutas, escribir poemas, sueños, recuerdos, mensajes, emoticonos, emociones, fotos… También podéis adornarlo adjuntando planos, folletos, dibujos, fotos, posavasos, servilletitas, etiquetas, sellos, hojitas, plumas, semillas de sitios que visitéis, …tierra, arena, cosas curiosas o simplemente merezcan la pena recordar por algo. Por supuesto también le podéis animar a que ellos escriban, por lo menos pueden escribir su nombre y hacer algún que otro dibujo… Si lleváis a cabo este diario (no necesita ni que sea amplio ni que sea exhaustivo simplemente que sea significativo, atrevido, divertido, poco frecuente, original, creativo…. que sea su diario con identidad propia) lo utilizaremos como punto de partida para calentar motores en el nuevo curso. Os dejo una muestra que realizó un antiguo alumno de cinco años con ayuda de su mamá, ¡animarse!

Os dejo algunas fotos que les hizo la mamá de Elio el día de la fiesta y que no nos llegaron a tiempo para el montaje fotográfico de Hawai, pero que como están tan bonitas las subo para que las veáis, ¡gracias Sofía!

Os dejo también el material que pediremos  para el curso que viene (en la librería “El Quijote” los podéis encargar si queréis):

 

Espero que la actividad del “diario de verano”  os guste tanto como a mí y que en septiembre tengamos muuuuchos cuadernos de campo para disfrutarlos en la asamblea (sala de reuniones jeje).  ¡¡Feliz verano a tod@s!! ¡Que disfrutéis!

 


3 thoughts on “Y ahora ¿qué?

  1. ¡Que de cosas para hacer con los peques! Ojalá no caigamos en la rutina, intentaremos hacer el cuaderno de campo para que Olivia pueda compartir con sus compañeros sus vacaciones. ¡Feliz verano a tod@s y a pasarlo bien! 😜

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s