¡Música para los sentidos!

Han oído hablar del ¿djembe?,  ¿de la darbuka? ¿o del cajón flamenco? De este último seguro que sí, ¿verdad? Pues nosotros en nuestra aula, ya somos íntimos de los tres jeje. Gracias a Sofía, la mamá de Elio, que nos hizo ver, tocar y sentir, el ritmo exótico y  mágico  de estos instrumentos,  y si no, pasen y vean…